Pese a su diversidad multicultural, en la Ciudad de México persiste la discriminación contra la población migrante

México, D. F., 17 de diciembre de 2013

Así lo revela la Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México 2013, donde el 71.9% de los y las entrevistadas considera que existe discriminación hacia quienes no son del DF y provienen del interior de la república, mientras que el 40.7% percibe que existe discriminación hacia las y los extranjeros.

La Ciudad de México es un espacio donde converge una amplia diversidad poblacional; ello derivado de que como toda metrópoli es un centro que atrae a personas migrantes, sean nacionales o extranjeras, lo que la enriquece y -al mismo tiempo- le plantea importantes retos.

México es de los países de América Latina que concentra los cuatro tipos de movilidad humana: origen, destino, tránsito y migración de retorno.

Según el Censo de Población y Vivienda 2010, en ese año había en el Distrito Federal 1’679,045 personas que nacieron fuera de la Ciudad (19% de los habitantes), de los cuales 736,456 eran hombres y 942,589 mujeres.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Migratorios, en el año 2009 –cuando se realiza la última estimación oficial de la población extranjera en México- había 82 mil 350 extranjeros residentes en el Distrito Federal con una forma migratoria vigente. Las delegaciones donde se ubica dicha población son Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Cuauhtémoc.

La Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México 2013 (EDISCdMx 2013), elaborada por el COPRED, revela que el 40.7% de los y las entrevistadas considera que existe discriminación hacia las personas extranjeras, dentro de las cuales el 22.7% considera que sufren una alta discriminación.

Los resultados de la EDISCdMx 2013 nos recuerdan que nos enfrentamos a un proceso dinámico y multidimensional que requiere ser abordado integralmente con el objeto de eliminar actitudes xenófobas y discriminatorias que impidan el pleno goce de los derechos de las personas migrantes, sea cual sea su condición migratoria.

Cabe destacar que la Ciudad de México cuenta desde abril de 2011 con la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana del Distrito Federal, la cual constituye el marco legal e institucional que reconoce, garantiza y promueve los derechos de la población migrante, partiendo del precepto básico de que todos los seres humanos tienen derecho a un trato de igual dignidad y el principio de interculturalidad.

El 4 de diciembre del 2000 la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó, a través de la resolución 55/93, que cada 18 de diciembre se conmemore el Día Internacional del Migrante en remembranza de que una década atrás –el 18 de diciembre de 1990- fue adoptada la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.

En octubre pasado, los estados miembros de la Asamblea General de la ONU adoptaron la Declaración del Diálogo de Alto Nivel sobre la Migración Internacional y el Desarrollo, en la que reconocen que la migración internacional es una realidad pluridimensional, así como las contribuciones que aportan las personas migrantes al desarrollo de los países de origen, tránsito y destino. La Declaración alienta a los estados al establecimiento de una amplia cooperación para facilitar el flujo de las personas de manera segura, regular y ordenada, a la par de condenar las manifestaciones racistas e intolerantes.

En virtud de lo anterior, el COPRED se pronuncia porque la Ciudad de México sea una urbe incluyente para que se materialice el principio de igualdad y no discriminación. Una urbe donde quienes la habitan y transitan reconozcan las potencialidades de desarrollo que trae consigo la diversidad de culturas que conviven en la Ciudad de México, la ciudad de las libertades.