El Gobierno de la Ciudad de México a través del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), tienen como atribución el fomento de una cultura de igualdad a través de un esquema de intercambio de experiencias, así como el reconocimiento de las acciones de inclusión social, la promoción y respeto del derecho a la igualdad y a la no discriminación en los diversos ámbitos sociales: la ciudadanía, organizaciones de la sociedad civil, el sector empresarial, así como en los diversos entes de la administración pública local.

El “Gran Acuerdo por el Trato Igualitario de la CDMX” es una iniciativa que busca identificar y reconocer el fenómeno de la discriminación como un obstáculo para el pleno goce y ejercicio de los derechos humanos de la población, así como su reconocimiento pleno, con el propósito de construir una cultura que permita el ejercicio de las identidades individuales y colectivas como sujetos de derechos en condiciones de igualdad.

Constituye una suma de voluntades entre los diferentes actores para la construcción de estructura social a partir del Trato Igualitario, que contribuya a la consolidación de espacios sin discriminación, con igualdad de oportunidades, en donde todas y todos podamos participar.

En tal sentido, el Gran Acuerdo nace en 2013 a partir de que el Jefe de Gobierno, Dr. Miguel Ángel Mancera, declara el 18 de octubre de cada año, como el “Día del Trato Igualitario en la Ciudad de México”, mediante el cual, cada año el COPRED fomenta la participación de los diversos sectores sociales para realizar actividades en el marco de la construcción de una sociedad más igualitaria en la Ciudad de México.

Es hasta 2014 que el Gran Acuerdo toma fuerza vinculante para el caso de las instituciones públicas a través del “Acuerdo” por el que se instruye a diversas dependencias de la administración pública del Distrito Federal a implementar acciones en la Ciudad de México en la lucha contra las fobias hacia las poblaciones Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros, Transexuales, Travestís e Intersexuales (LGBTTTI) , por medio del cual se mandata al COPRED a impulsar el “Gran Acuerdo por la Igualdad y la no discriminación”, iniciativa que busca identificar y reconocer el fenómeno de la discriminación como un obstáculo para el pleno goce y ejercicio de los derechos de la población, fomentando la participación de los sectores privado y social.

La Ciudad de México se caracteriza por ser socialmente diversa con diferentes expresiones, visiones, historias y culturas. Aunque se ha avanzado en el reconocimiento y protección de los derechos de las niñas, niños, las y los jóvenes, mujeres, personas con discapacidad, adultas mayores, de las poblaciones LGBTTTI, entre muchos otros, aún se necesitan estrategias que contribuyan a consolidar una Ciudad Igualitaria, en donde todas las personas vivan y transiten de manera digna y con las mismas posibilidades de acceso y goce de sus derechos humanos independientemente de la edad, condición social o sexual, de la nacionalidad u origen étnico, o cualquier otra.

En este tenor, el COPRED tiene por objetivo fomentar la construcción de una cultura enfocada a mejorar las condiciones de vida en igualdad de oportunidades para el reconocimiento de la dignidad humana que merecen todas y todos en cada ámbito y esfera social.

¿QUIÉN Y CÓMO PUEDE SUMARSE AL GRAN ACUERDO POR EL TRATO IGUALITARIO?

Pueden sumarse todas y todos: ciudadanía, organizaciones civiles, colectivos o empresas, de acuerdo a las diferentes modalidades de participación:

¿Qué es la Red Ciudadana por la Igualdad y la No Discriminación (RedCii)?

La acción de las y los ciudadanos para exigir y hacer valer los derechos es un elemento fundamental que debe considerarse principalmente cuando se habla del problema de la discriminación. No es posible combatir esta problemática sólo imponiendo leyes o penas, para resolverlo se requiere de una colaboración entre instituciones encargadas de atender y normar el fenómeno naciendo copartícipe a la ciudadanía.

La denominada sociedad civil participa asiduamente en el combate a la discriminación, sin embargo, la acción de la misma no puede reducirse al ámbito individual o sectorial, ya que sólo se podrá tener una incidencia verdadera en la medida en que como sociedad actuemos de manera organizada, coordinada y planificada. Este es el motivo por el cual fue constituida la RedCii, que busca generar una red social que comunique a todos los actores interesados en intervenir en el problema de la discriminación para que a través de su experiencia, conocimiento o medios, se construyan alternativas diversas para la construcción de una cultura de trato igualitario.

Una de las estrategias fundamentales es poder visibilizar la importancia de la participación ciudadana con el seguimiento de la RedCii, particularmente para promocionar el trabajo del COPRED, difundir sus atribuciones, realizar actividades lúdicas, artísticas y/o formativas que busquen sensibilizar y concientizar a ciudadanas y ciudadanos sobre las prácticas discriminatorias y las consecuencias sociales de las mismas.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) han coadyuvado de manera fundamental a la construcción de una sociedad más abierta y participativa, así como espacios legítimos de diálogo e interlocución con el gobierno.

De tal manera, que los diferentes temas y grupos que atienden las organizaciones de la sociedad civil generan una intervención con mayor impacto hacia la población, por lo tanto, todos los esfuerzos que hacen como labor comunitaria deben estar acompañados bajo el eje del derecho a la igualdad y la no discriminación.

Actualmente la REDAC se encuentra conformado por 172 organizaciones de la sociedad civil entre asociaciones civiles, instituciones de asistencia privada y colectivos.

¿Qué población atienden las OSC de la REDAC?

Es por ello, que la invitación a todas las organizaciones de la sociedad civil para ser Aliadas del Gran Acuerdo por el Trato Igualitario, son indispensables para eliminar el problema del fenómeno de la Discriminación, la necesidad de establecer estrategias de participación colocará al COPRED como una instancia que cuente con un servicio de atención integral a la población que contribuya a la construcción de una cultura de respeto a los derechos humanos. Para lo cual, se plantea la siguiente forma de participar en las acciones del Gran Acuerdo por el Trato Igualitario:

¡Proceso!

Uno de los principales retos de la actualidad es garantizar el goce y disfrute de los derechos humanos. Son muchas las empresas que reconocen que respetar los derechos humanos debe ser una parte esencial de su responsabilidad social, no sólo porque es la manera correcta de proceder desde un punto de vista ético, sino porque proteger los derechos humanos revierte positivamente en los negocios y en la sociedad. Para la empresa, proteger los derechos humanos mejora la reputación, la capacidad para atraer y retener buenos empleados, clientes y usuarios, la motivación y la productividad de los trabajadores, la percepción de los inversores sobre la empresa, las relaciones con los grupos de interés y la ventaja competitiva.

El Trato Igualitario en el sector privado implica hablar de valores empresariales, de la puesta en marcha de políticas y códigos de conducta éticos en donde se asuman condiciones de igualdad tanto de oportunidades de desarrollo profesional equitativas, como en esquemas de reconocimiento de la diversidad social y cultural que conforman las personas empleadas y los empleadores; es compromiso por la inclusión, es velar por brindar condiciones de trabajo seguro, libre de violencia y sin discriminación.

Ser una empresa comprometida con el Trato Igualitario es apostar por la adopción de prácticas de inclusión laboral a través del desarrollo de políticas de responsabilidad social en la materia, misma que debe ser entendida en el marco amplio de la palabra, en función de la interacción de las instituciones del sector privado con otros actores de la sociedad, así como en su quehacer para reducir los impactos ambientales que las rodea, y que, por ende, tienen un impacto sobre el entorno.

Es por ello, que el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED) a través de la Alianza por el Gran Acuerdo apuesta por visibilizar y sumar a Empresas Comprometidas por el Trato Igualitario que promuevan políticas de inclusión, espacios laborales libres de discriminación y prácticas encaminadas a la sensibilización y promoción del derecho a la igualdad y la no discriminación.

De esta manera, se invita a la Empresa a sumarse y participar en acciones voluntarias a fin de crear una Cultura del Trato Igualitario.

*Pestaña (Vinculación con el sector empresarial –Colar el Informe de Buenas Prácticas)