Se define a los pueblos indígenas como aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, siendo la conciencia de la identidad indígena el criterio fundamental para determinarlos como tales, es decir, que se autoadscriben. Sin embargo, el criterio lingüístico utilizado en el Censo de Población y Vivienda[1] ha sido el medio para definir el tamaño de la población indígena y caracterizarla a partir de sus condiciones socioeconómicas.

Los pueblos originarios tienen una serie de rasgos particulares –como lenguaje, usos, costumbres y tradiciones, entre otras- que han sido olvidados por el Estado mexicano, y que a su vez generan necesidades y derechos diferenciados al resto de la población. Sufren de pobreza y marginación que se traducen en rezago educativo, desempleo y problemas de salud; sus zonas son explotadas, y no existen programas de gobierno que logren ayudar a superar sus problemáticas específicas.

Considerando por discriminación racial toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico, la Encuesta Nacional de Discriminación 2010 arroja que en todo el país esta discriminación es el principal problema que enfrentan los grupos étnicos.  Por ello, las comunidades indígenas fueron consideradas grupos relevantes dentro de la Ley para Prevenir y Eliminar la Discriminación del Distrito Federal.

 Marco Jurídico de protección de los derechos de los pueblos indígenas y originarios a nivel local, nacional e internacional.

Para la exigencia, defensa y vigilancia del respeto de sus derechos existen una serie de tratados internacionales de los cuales México forma parte:

A nivel nacional, México ha elaborado leyes generales para dar pauta a cada una de las entidades federativas sobre las obligaciones gubernamentales al respecto, a saber:

Para garantizar condiciones de igualdad para este sector, estos instrumentos han sido especificados en las siguientes leyes y programas para el Distrito Federal:

 

Los pueblos indígenas y sus habitantes en la Ciudad de México, algunos datos.

En 2010, habitan en el Distrito Federal 123,224 personas de 3 años y más que hablan alguna lengua indígena, cifra que representa 1.5% del total de la población de este grupo de edad. 32.9% de ellos tenían entre 3 y 29 años de edad.

Es importante señalar que existe una población importante de personas pertenecientes a pueblos indígenas que no viven en el D.F. pero trabajan o transitan en él, y esta población no está cuantificada.

Distribución porcentual de la población de 3 años y más por edad y sexo según condición de habla lengua indígena, 2010

 

Fuente: INEGI. Censo de Población y Vivienda, 2010. Tabulados del cuestionario básico.

En el Distrito Federal, las lenguas indígenas que cuentan con un mayor número de hablantes eran: náhuatl (27.4%), mixteco (10.8%), otomí (10.2%), mazateco (9.6%), zapoteco (7.9%), mazahua (6.3%) y totonaca (4.1%) en 2010. 101,901 de los hablantes de lengua indígena hablan español (82.7%), mientras que 20,623 personas no especificaron este punto.

Por otra parte, en el cuestionario ampliado del Censo de 2010 se preguntó a la población de 3 y más años que si de acuerdo con su cultura se considera indígena, encontrándose que 438,750 (5.2%) se autodefinió como tal. Adicionalmente, los resultados de la muestra censal indican que 75.6% de los que hablan una lengua indígena se autoadscriben como indígenas; mientras que 4.0% de los no hablantes sí se consideran indígenas. La inasistencia escolar de los niños y adolescentes que hablan lengua indígena se asocia a cuestiones sociales; mientras que las niñas no asisten por cuestiones de prejuicios de género en la familia; o por razones económicas, debido a que en algunos casos se privilegia el desarrollo del trabajo.

Datos sobre discriminación a las personas indígenas en la Ciudad de México

En junio de 2013 se aplicó la primera Encuesta sobre Discriminación de la Ciudad de México 2013 (EDIS-CdMx2013) para conocer la percepción de la discriminación de las personas que viven y transitan en la capital del país.

9 de cada 10 personas señalaron que en la Ciudad de México existe discriminación hacia las personas indígenas[2].

La población indígena fue el primer grupo identificado como discriminado, y el que se considera como el más discriminado, sobrepasando el porcentaje de otros grupos, como personas con VIH, personas con discapacidad y poblaciones callejeras, entre otros.

Ser una persona indígena fue identificada como la séptima causa más común de discriminación pero no la única que se relaciona con este grupo, pues otras que las y los capitalinos consideran como las causas comunes de discriminación son parte de las vivencias de la población indígena en la capital: en primer lugar se señaló la pobreza, en segundo el color de piel, en cuarto la educación, en quinto la economía, y en décimo la clase social.

El 65.7% de las personas que señalaron que se discrimina a las personas indígenas, dijeron que “se les discrimina mucho”[3], siendo el segundo grupo considerado dentro de los que se discriminan ‘mucho’, sólo por debajo de las personas con VIH/SIDA.

Las personas encuestadas señalaron que las personas  indígenas son blanco de maltratos, críticas y burlas (58%), además de ser ignoradas (6.6%). El derecho al trabajo y derechos humanos laborales de los pueblos y comunidades indígenas se señala como vulnerado[4] (10.4%).

El 4.9% de las personas que dijeron haber escuchado, visto o leído algo relacionado sobre discriminación hacia las personas en el Distrito Federal mencionó que se relacionaba con vulneraciones a personas indígenas.   

El Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal y las acciones a favor de los pueblos indígenas y sus habitantes en la Ciudad de México.

El Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal dedica su capítulo 24 a los pueblos y comunidades indígenas por pertenecer a los grupos en situación de vulnerabilidad es de atención prioritaria en el Distrito Federal, enlistando los siguientes derechos y temas relacionados:

  • 24.1 Legislación y políticas públicas integrales para los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.2 Derecho a determinar y mantener la identidad comunitaria de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.3 Derecho a la igualdad y a la no discriminación de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.4 Derecho al acceso a la justicia de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.5 Derechos de las y los indígenas privados de la libertad
  • 24.6 Derecho a la tierra-territorio de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.7 Derechos políticos y derecho a la consulta de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.8 Derecho al trabajo y derechos humanos laborales de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.9 Derecho a una vivienda adecuada y a la utilización de espacios públicos de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.10 Derecho a la educación de los pueblos y comunidades indígenas
  • 24.11 Derecho a la salud de los pueblos y comunidades indígenas

Fundamentado en el PDHDF, el Gobierno del Distrito Federal ofrece varios programas y acciones específicas para las y los integrantes de los pueblos indígenas y/o originarios que habitan o transitan en esta Ciudad, entre los que se encuentran:

  • Programa de fortalecimiento y apoyo a pueblos originarios de la ciudad de México
  • Programa de Equidad para los Pueblos Indígenas y Comunidades Étnicas
  • Programa de Turismo Alternativo y Patrimonial de la Ciudad de México 2009-2012
  • Programa Integral de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades 2008-2012
  • Programa Ciudad Hospitalaria, Intercultural y de Atención a Migrantes en la Ciudad de México
  • Programa para la Recuperación de la Medicina Tradicional y Herbolaria en la Ciudad de México

 

Presupuesto Asignado

A continuación, se presenta la asignación presupuestaria de los Programas de Atención del Gobierno del Distrito Federal dirigidos a este grupo de población, en el período 2008-2013:

(Expresado en valores constantes 2013=100)

 


[1] Realizado por el Instituto de Estadística y Geografía, INEGI.

[2] 92.6%

[3] Ante las opciones ‘mucho’, ‘algo’ y ‘poco’

[4] Agrupando ‘no les dan trabajo’ más ‘se les dan trabajos forzados y bajos salarios’